CANCIÓN MESTIZA

 

“ … con este disco titulado ‘El tiempo empieza ahora’ –de Claudio H.– me está pasando como con aquel caleidoscopio; lo tengo aquí, sobre mi mesa, y no me canso de escucharlo, y cada vez que lo escucho siempre surge de él algo nuevo que me sorprende musical y poéticamente… Es, en efecto, como un «caleidoscopio de ritmos latidos, y horizontes».”

Fernando Gonzalez Lucini. Crítica de ‘El Tiempo Empieza Ahora’

Especialista despiadado en la mixtura de los estilos más variados, jugador empedernido de los juegos de palabras, creador de ritmos y bailes imposibles, alquimista de melodías, buscador incansable, eterno aprendiz…

Claudio H. es todo eso y más, y es capaz de poner en un escenario esa mezcla explosiva y tierna al mismo tiempo. Ofrece en cada concierto un espectáculo único de complejas y a la vez simples tonalidades musicales y elaborada poesía de lo cotidiano.

Siempre fiel a su origen latinoamericano, su trabajo hace permanentes referencias al jazz y los ritmos y lenguajes de diversas raíces y regiones del planeta.

Michael Wood (The Guardian)

 “ Eso es ‘Placer de volar’, un maravilloso disco mestizo, autoproducido, donde Claudio H. condensa, con admirable soltura, años de vivencias e inquietudes personales en 12 canciones. No sólo es un compositor notable, sino que también se muestra como un instrumentista solvente y versátil (grandiosas las guitarras) y como un letrista ingenioso y brillante.”

Manu Grooveman (Music News Television) 

 

 

Canción Mestiza para recibir con todos los sentidos. Arriesgada, bailonga y ecléctica fusión de estilos. 
Letras hechas desde una personal poesía de lo cotidiano; alegres pero pensando, bailando pero calando hondo.

Una apuesta hecha desde el disfrute, la cercanía y la más alta calidad técnica y artística, con múltiples posibilidades de formato.
Un colorido universo donde todo puede pasar y nada pasa desapercibido.

Enamorado de la vida hasta las últimas consecuencias, hago canciones; música y letras.
Con la música propongo un viaje por todos los paisajes que pueda conocer o imaginar, y lo que más me gusta es cruzarlos en una trenza infinita…

Sonidos de Argentina, Uruguay, Brasil, Cuba o algún país que solo está en mi pensamiento. Reggae, rock, blues, barroco, funk,  flamenco y aires morunos… y siempre el jazz como enfoque básico y soporte de fondo.

Todo sirve. Todo suena. Nada se descarta.
Ese es el paisaje que intento dibujar para viajar.
El entorno sin límites que propongo a quien escucha y cierra los ojos para tener los oídos bien abiertos.